jueves, 23 de febrero de 2012

SONRÍE. Almu Mora

Das la vuelta al calendario

Y febrero aparece tras los dientes.



Un sinfín de números

Y sólo tres combinaciones posibles

Para hacerte sonreír.



Te calzas las zapatillas de una marca inventada,

Las llaves de casa en el bolsillo del abrigo

Y sólo un euro en la mano derecha

Para comprar el pan en la tienda de la esquina.



Al mismo tiempo, Siria se tiñe

Del mismo color que tus zapatillas,

Sí, esas, las de marca inventada.


La sangre se desliza por los ojos

Y todos olvidan qué significa

Ser persona

Entre bombas y cámaras de vídeo.



Televisiones en silencio






La noche ya

No perdona a nadie.




Dos barras de bandeja

Y la mano vacía al bolsillo.

El frío en tu nariz

Y el fuego en las calles de Libia.



Las señales de tráfico

Derivan a los coches que desintegran.

Los faraones callan

Y El Cairo se dispara en humo.



Todos olvidan

Cada noche,

Que se extinguen los sueños

Mientras otros duermen.




Y yo escribo

Sin entender aún el derecho que tiene mi mano

O mis lágrimas para llorar los pies de otros.



Sin entender


Tu tranquilidad al mojar el pan en la salsa

Mientras decido retirar el calendario

Del dentista

Donde febrero sonríe

Mientras al mundo le da la espalda.



miércoles, 15 de febrero de 2012

Tarde.

Recuerdo con especial cariño este momento.



video

Y recuerdo especialmente este "TARDE".
Su significado, su sonoridad... cada pausa.

Todo el tiempo que ha pasado entre los versos,
y la importancia de la voz,
del sentido,
de todas las cosas que llegamos a entender cuando ya es tarde.

Aprender.





domingo, 12 de febrero de 2012

Cuestión de segundos. Almudena Mora

No es humano

Y tiene la capacidad de desahuciarnos los ojos.

La aceleración se dilata

Y todo flota en calles tremendamente extensas.




Es un sonido que no tiene voz,

Que no suena a palabra

Pero que grita tan fuerte

Que ni la voz ni la palabra

Pueden acallarlo porque están tragadas dentro.




Corta.



Deja sin aliento.



Duele.





La agonía recorre la calle

Mientras el alma desfila antes de escaparse.

Otros coches vuelan

Para encontrarse los ojos en una sala rota,

Donde nunca sabes a qué esperas.



Y las llamadas,

Y las luces de tráfico,

Y los últimos momentos,

Y las lágrimas…



Es sólo cuestión de segundos.



sábado, 4 de febrero de 2012

LA VIBRACIÓN DE TUS PULMONES. Almudena Mora


He leído unas 12 manzanas

Y aún me retumba tu voz.



Agua caliente sin ropa

Y tu voz.


Sábanas verdes sin sueño

Y tu voz.


Coches vacíos sin música

Y tu voz.


Cristales sucios sin silencios

Y tu voz.



Luego,

toda esa vorágine de descoincidencias,

De promesas al aire que nunca debieron rozar los labios,

Mis labios que nunca debieron rozar tu cuello

Ni beber hasta comerse las luces en la ventana.



En la pupila

La voz.


En la escalera

La voz.


En las pestañas

La voz.


En los portales

La voz.


En los labios

La voz.






Ahora


Ya nada.