sábado, 16 de julio de 2011

END OF THE WAY.


Por el camino lo fui dejando,

quién sabe si perdiendo o aprovechando.

No me hagas pensar a la ligera

lo que cada día intento callar.

Silenciar para poder seguir

levantando la persiana de mi cuarto,

hervir el té en el cazo,

dejar caliente el pijama bajo la almohada,

teñir con música los espacios,

sonreírte sin venirme abajo.

No es de ahora,

se arrastra y con el tiempo canta.

Quizá los inviernos lo acentúan.

No es buen momento para la empatía.

No me hagas pensar a la ligera

lo que cada día intento callar.

De dónde sino los libros,

las canciones,

las imágenes,

los versos...

La inútil idea de quedarme.

No es la oscuridad lo que me asusta

sino el vacío.

Prefiero callar por eso,

imposibilidad de tomarlo a la ligera.

Almu Mora

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada