sábado, 13 de agosto de 2011

DEBERÍA SONREÍR PERO ME CUESTA...

Para volver al verano harán falta más lunes.

Pero como los lunes no van a volver, tendré yo que salir a buscar el verano.

Un verano con risas, un verano de mar, un verano hecho con las manos, susurrado por la boca y con cierto sabor a sal.

No van a volver los lunes, y no quiero estar de vuelta en mi casa.

De un bajo... poco llamativa es la ventana.


Para volver a pasear sin lluvia mientras todos los demás se mojan,

para creer percepciones personales como verdades universales,

para apagar la luz sin miedo a lo que ello implica,

para volver a encender el ventilador por la noche y colgarse de él...


La ropa sigue siendo un elemento conflictivo,

la guardo y no la quiero,

la retengo y no me pertenece,

la miro y se me empañan los ojos,

la tengo y no la uso...


Ya no hay papeles, ya no hay prisas;

ya no apunto las ideas.

Ya no hay descansos, ya no hay esfuerzos;


ya no tengo esos ojos.


*

*

Almu Mora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada