sábado, 3 de marzo de 2012

VERDE CASI NOCHE. Almu Mora.


Escucha la sed

Que te viene persiguiendo escaleras abajo.


La noche está extraña,

Es un vestido verde

Que mil cuerpos se pusieron antes.



Unos ojos rojos

Y doscientos clínex después

Para saltar a veces en las aceras

Para recomponer tu forma azul

Que un día resbaló por el chubasquero.


Callan los charcos

Y las manos son insuficientes en los bolsillos.

Insuficientes.

No existe mañana.


La palabra es esa fiesta silenciosa

Y comedida

Hasta que unos labios la dilatan.

El mar grita de fondo,

Enérgico,

Encendido

Borracho en obviedades.



La noche está extraña

Es un vestido verde

Que mil cuerpos se pusieron antes.




La sed es un laberinto

Donde las libélulas no necesitan ojos


Para comerse el sentido.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada