domingo, 12 de agosto de 2012

ESTO NO ES UN ENCABRONAMIENTO SIN SENTIDO. tercera parte.




Me toca la moral que el ruido de las calles no os haga llorar.
Me toca la moral el frío de puerta al cerrarse.
Me toca la moral la resignación a no esperar nada.
Me toca la moral tener que mirar hacia fuera.
Me toca la moral la dilatación del tiempo.

Me toca la moral todas las mentiras que no se condenan.
Me toca la moral esta impotencia de ventanas para dentro.
Me toca la moral, por tener más respeto que otros,
La moral, que muchos no tienen.


Todas y cada una de las manos
Que se han escondido silenciosas
Como si no hubiera pasado nada
Me tocan la moral.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada