martes, 7 de junio de 2011

ASÍ. Almudena Mora

La tela lisa y anudada al ombligo,

los brazos libres y los tobillos descubiertos.

Abotonado desde el centro del pecho

hasta la línea de la cintura.


Así me miraste y te robé los ojos,

así acariciaste dentro sin moverte del sitio.


Eras la sonrisa afilada

y yo la mejilla que se sonroja.


Tú el ímpetu de acercarte

y yo la magia de quererte cerca.


Azul, aún siendo en mí raro,

te veía en la mirada;

tus manos ligeras y tranquilas

comprobaron la forma, la textura.


El camino de botones

y tu risa en mi garganta.


Así me miraste y te robé los ojos,

así acariciaste dentro, sin moverte del sitio.


** Hoy había que empezar por algo mío, porque si no creo algo en mí, quién va a hacerlo? Porque aunque piense hasta el infinito que muchos otros me superan y mucho, y por eso les admiro... también esta es mi forma, y tendré que defenderla igual que la siento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada