jueves, 25 de octubre de 2012

PALOMITAS



Estar en esta cárcel
Y seguir hablando de libertad.
Y tener las manos salpicadas
Hasta donde los tobillos pierden la sombra.


Y no saber hasta cuando
Ni hasta donde
Y menos aun
De qué manera.
Pero tejer sin dejar la saliva
Y alimentar el maíz del estómago.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada