domingo, 18 de noviembre de 2012

FRAGMENTO





Hay una princesa novata
Esperando en la acera.
Las copas de vino
Entre las luces de una ciudad
A punto de tormenta.
Mezclando sus grises con frambuesas en mojitos.
Hay una princesa que sonríe con los ojos grandes
Sabiendo que la palabra mañana olerá a libertad
Que buscará sus zapatos en el armario
Y despegará sus labios con el miedo a la muerte algo más escondido.
Una princesa que no necesitará un corazón esclavo
Y no vivirá en castillos de cartón.
Que enseñará sus hombros al viento
Y  abrochará botones de cuadros con colonia.
Una princesa que te curará la boca
Pero que nunca terminará tu cuento.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada